Inicio » Opinión » QUERIDOS ALEMANES

QUERIDOS ALEMANES

Queridos convecinos de la Unión Europea, queridos alemanes:

 

Recientemente, he leído que el 54% de vosotros, nos veis como un país corrupto y lleno de gente ociosa.

 

En cierto modo no os falta razón, o mejor dicho, puedo comprenderos, hace años, cuando era un chavalito que apenas levantaba un metro de suelo, yo os veía a todos como nazis racistas, pero era porque no os conocía del todo.

 

Si las personas que nos gobiernan son corruptos ociosos, vosotros nos veréis así, pero nada más alejado de la realidad.

 

Hemos hecho importantísimas aportaciones a la historia, fuimos la primera potencia mundial durante muchos años, siempre hemos sido un referente para otros países, fuimos admirados en la transición.

 

Aquí, en este país, hay personas que aún no se han rendido, y que siguen luchando con la única arma que nos sacará de esta situación: la ley.

 

La moneda que nos rige, se creó equiparándola a vuestro marco, y nosotros tuvimos que tragar, nuestra deuda se mide en base a vuestro índice, y nosotros tragamos. Sin embargo, siempre habéis sido bien recibidos en nuestras costas, donde venís muchos de vosotros cada verano, y donde os jubiláis. Yo, personalmente, tengo pensado jubilarme en un lugar donde sea profundamente feliz, si vosotros pensáis igual, me sorprende la dicotomía.

 

Hay una cosa que admiro en vosotros, vuestra eficiencia. Sois capaces de planificar un simple cumpleaños con años de antelación y que, al llegar la efeméride, todo salga tal y como planeasteis.

 

Me entristece pensar que somos unos corruptos ociosos, aquí no sólo nos hemos dedicado a coger algo que ya estaba y ponerle un palo para hacerlo invento nuestro (entiéndase la fregona o el chupa-chups). Vuestros submarinos son idea nuestra, como los autogiros, si mal no recuerdo, muchísimas cosas que hoy en día son de uso cotidiano. Pero es más, nuestros científicos colaboran en prácticamente todos los proyectos que están en marcha, sobre todo en aquellos destinados a mejorar nuestra salud.

 

Aquí se trabaja, y mucho (al menos los que pueden), los que no trabajamos, no es porque no queramos, ya que montamos empresas siempre que creemos que puede salir adelante y, hoy en día, todavía estilamos aquello de la “empresa familiar”, todo un recuerdo que espero que jamás desaparezca.

 

Lo que nos diferencia de vosotros, es que vosotros disparáis con un bonito revólver y nosotros con tirachinas, porque nuestros recursos son muy limitados, no diré por culpa de quién, porque no quiero manchar la carta.

 

Os recuerdo que la culpa de esta situación, no la tienen todos los españoles, sólo unos pocos, los que veis en la tele o en los periódicos, porque mi vecino no creo que haya salido en las noticias, pero le veo salir de casa cada mañana a las seis, cuando aún no ha levantado el sol, y saca adelante a una familia de cinco miembros, con su esfuerzo diario.

 

Somos muchos en paro, pero no estamos mano sobre mano, nos levantaremos, como siempre hemos hecho, porque hay una cosa que no tienen otros, pero nosotros sí y es algo que refleja nuestro patrio “Toro de Osborne”: Un par de huevos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s